Uno de los objetivos del Feng Shui es conocer la energía del lugar que habitamos y elevarla a su mejor vibración para que esta “Energía” o “Qi” potencie al máximo a las personas que residen en este espacio.

Por lo general, la mayoría de la gente desordenada, cree que existe un orden en su caos y necesitan mantenerlo a la vista, para recordar las cosas importantes que tienen que hacer.

En cuanto en Feng Shui se refiere, dicho caos crea un obstáculo en el flujo de energía y esta energía atascada va generando una confusión en la vida de estas personas. Así que la energía de bajo nivel siempre se acumula en este desorden; por consiguiente, la emisión de esta energía en nuestro entorno nos influye en el día a día; en definitiva, nos ralentiza en tener una mente activa y despierta.

Detecta energías de baja vibración en tu casa:

¿Qué cosas no utilizo o no quiero?

Las cosas que quieres, utilízalas y aprécialas, tienen energías vibrantes y gozosas a su alrededor. Todo lo descuidado, olvidado, no deseado, no querido o no utilizado causará, que la energía en tu hogar se haga más lenta y se estanque.

¿Dónde está mi desorden?

Para detectar un desorden solo tienes que observar, si tus cosas están dispersas por cualquier sitio y si te es difícil encontrar los objetos cuando los necesitas.

¿El espacio me agobia?

Cuanto más rellenas el espacio físico de tu casa, más se debilita tu espacio vital y menos sitio existe para que esta energía fluya, como resultado te encontraras más cansado y con menos fuerza para hacer las cosas.

¿Tengo cosas pendientes o por terminar?

También las reparaciones molestas, como arreglar un cajón roto, algún aparato, reparar aquel grifo que suele gotear. Otras tareas más engorrosas, como volver a decorar un lugar, no coser los botones que se han ciado, las llamadas telefónicas pendientes, todo esto va mermando tu energía. Soluciona todo esto poniéndote al día.

¿Qué cosas guardo?

Del mismo modo, evalúa las cosas que guardas; por otro lado, es razonable guardar un cierto número de cosas que utilizas regularmente, pero ¿necesitas realmente todo lo que guardas? A veces se guardan cosas durante años y no son utilizadas. En definitiva, una regla lógica de la coherencia es hacer limpieza de todas estas cosas que tenemos y si es algo que no has utilizado en un año, seguramente no lo necesites en los años venideros.

Guardar cosas “por si acaso” indica una falta de confianza en tu futuro.

Feng Shui y tu Espacio Vital

La verdadera razón del Feng Shui es potenciar las energías de tu entorno al máximo y minimizar aquellas energías que te perjudican. Elevar las energías de manera positiva, te beneficia en una vida más saludable y más llena de bienestar.

En conclusión, desprenderse de algo, no sólo te enseña a desprenderte de tus pertenencias, eso solamente es el resultado final. Lo más importante es, aprender a desprenderte del miedo que es el que te mantiene aferrado a los objetos.

Debes saber que, si tu Espacio Vital se encuentra ocupado con cosas que están estancadas en tu pasado, este espacio no te dejara sitio para nuevas posibilidades en el futuro.

El Feng Shui por esta razón,  te aconseja que limpies el espacio que te rodea y así liberes el espacio Vital de tu vida. Regálate la oportunidad de que la Vida te traiga nuevas experiencias.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram