Primeramente, quiero aclarar que, en el proceso del envejecimiento celular, no es solo el paso del tiempo el que nos influye. Uno de los grandes componentes que pesan en este  envejecimiento, es producido por la acumulación de toxinas; son estas toxinas, las que aceleran el envejecimiento en las células desgastando los tejidos y los órganos de nuestro cuerpo.

Hoy en día, ya es consabido que muchos de los alimentos que consumimos, contienen propiedades nocivas para nuestro cuerpo, sobre todo aquellos alimentos procesados y refinados que compramos en cualquier supermercado. Pero además,  en nuestro organismo crecen toxinas producidas por el estrés, como el cortisol y la adrenalina, inflamando  nuestras células y estas también influyen en el proceso del envejecimiento celular.

Otra causa de este envejecimiento celular es la oxidación de las células, produciendo lo que se llama radicales libres, cuando nuestro cuerpo no produce la cantidad suficiente de estos antioxidantes, no puede contra restar el daño causado por el día a día y va perdiendo la capacidad de regenerarse rápidamente.

Por esta razón, llevar un estilo de vida saludable es muy importante para conseguir que las células se regeneren de una mejor manera, produciendo nuevas células sanas.

¿Cómo potenciar tu cuerpo? 

 

De una manera muy sencilla, la única clave es nuestra constancia para conseguir este objetivo.

Para empezar, todos los días mover nuestro cuerpo, nuestro cuerpo es una máquina que hay que engranar para que no se anquilose; si apenas producimos movimientos, más se deteriora nuestro cuerpo. Debemos ponernos pequeñas metas donde nuestro cuerpo no pierda movilidad,  salir a pasear, movernos, tener actividad física , también es muy beneficioso realizar ejercicio, yoga, pilates, etc, para favorecer la eliminación de estas toxinas.

 

Seguidamente, es muy beneficioso dedicarnos momentos de relax, meditación y/o momentos de relajación mental, esto nos ayuda a gestionar el estrés, la ansiedad y las emociones negativas; y por consiguiente fortalece nuestro sistema inmunitario.

Y sobre todo no  olvidar el tema de una alimentación adecuada en proteínas, hidratos de carbono y grasas.

Proteínas:

Las proteínas nos ayudan en el mantenimiento de la masa muscular, para calcular el consumo diario que necesita nuestro cuerpo, (1g. de proteína por kilo de peso, esto nos dará los gramos diarios que debemos consumir) en condiciones normales y es esta cantidad de proteínas las debemos distribuir a lo largo del día, pues nuestro cuerpo asimila por toma entre unos 20 y 25 g.; por ejemplo, si una persona pesa 70 kg.  debería tomar unos 70 g. de proteínas diariamente distribuidas en varias tomas de 15 a 20 gr., para personas deportistas esta cantidad aumenta para así preservar y proteger su musculatura.

Hidratos de Carbono:

Los Hidratos de Carbono, son la principal fuente de energía corporal, tanto a nivel muscular y cerebral. Estos Carbohidratos deberían ser compuestos (no refinados), para que contengan fibra, vitaminas y minerales, evitando los refinados porque que son los que perjudican más a nuestro organismo.

Grasas:

Las Grasas  sanas se recomiendan de origen vegetal (Omega 3), que podemos encontrar en algunos vegetales,  frutos secos y  pescado.

Vitaminas, Minerales y Antioxidantes:

Para cuidar tu salud las Vitaminas, Minerales y Antioxidantes, estos nos aportan micro-nutrientes necesarios para un mejor funcionamiento del organismo, protegiendo las células de los efectos negativos de los radicales libres.

Por consiguiente, todos estos nutrientes son necesarios para proporcionar un mayor bienestar a nuestra vida.

Como resultado, hacer un buen desayuno es fundamental para cuidar nuestro cuerpo, para afrontar el día a día con una mejor energía y mayor claridad mental. Una buena alimentación mañanera nos beneficiara a tener una mayor energía, a regular desajustes hormonales, a ofrecer a tu cuerpo un mayor bienestar, una mejor concentración, rendimiento mental y a tener un estado de ánimo más saludable.

Sin embargo, nuestra dieta diaria habitual no debería sobre pasar la ingesta (según nuestro peso) de unas 2000 calorías, así que deberíamos realizar un desayuno saludable, con los nutrientes, vitaminas, etc., necesarios sin superar la toma de 400 calorías.

Una alimentación adecuada debería contener unos 10-15% Proteínas, 60-65% Hidratos de carbono y 25-30% de grasas. Es por ello, que una dieta equilibrada en el desayuno debería contener una variedad de alimentos que nos aporten los nutrientes necesarios.

Desayunar es un hábito.

En definitiva, el que no posee esta costumbre se excusa en decir que es “por falta de tiempo” o porque “tan temprano no me entra nada”.

Del mismo modo, no desayunar influye en la elección de los alimentos que elegimos durante el día, teniendo más preferencias a la inclinación de alimentos con más azúcar, mas hidratos simples (harinas refinadas) y mayor cantidad de grasas; en conclusión, más aporte calórico y más sobre peso.

De esta manera, si decidimos desayunar correctamente estaremos controlando también nuestro peso.

Tras todos estos datos y mi experiencia, con el Pack Vital conseguirás un desayuno saludable, solo en 5 minutos, de una forma fácil y rápida.

Pack Vital nos aporta:

  • Proteínas saludables que nos ayudan a incrementar y proteger la masa muscular.  Reduciendo la fatiga  en nuestras  actividades diarias.
  • Fibra que nos regula el tránsito intestinal y ayuda en el mantenimiento de la microflora del colon.  Reduce la absorción de colesterol, glucosa y ácidos biliares.
  • Vitaminas B1, B6, B9, B12, etc.
  • Minerales potasio, magnesio, zinc, yodo, cromo y otros.
  • Omega 3 de procedencia vegetal que nos ayuda a bajar el colesterol y elimina las grasas de nuestro organismo.
  • Antioxidantes.
  • Micronutrientes.

Pack Vital

Pack Vital en sus tres variedades: Vegano, Mixto y Combo, nos ofrece un desayuno saludable, reuniendo todo lo que tu organismo necesita para empezar con un día lleno de salud y energía.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram