En primer lugar, queremos aclarar que el Feng Shui es el estudio de la energía de un entorno. Es por ello, que se aplica a las construcciones, arquitecturas y al diseño interno de las viviendas y a su decoración.

En su mayoría los fundamentos del Feng Shui son principios lógicos que buscan la belleza, la armonía y el equilibrio del espacio que habitamos, así podemos mejorar muchos sectores de nuestra vida como trabajo, salud, relaciones, economía, etc.

En realidad, el Feng Shui es el estudio de la energía de la tierra, conocida por infinidad de nombres como Neuma, Prana, Chi, Ki, Qi, Energía Vital. Para aclarar la “Energía Vital” es la esencia sutil que se encuentra en cada uno de nosotros y en todo lo que nos rodea, la falta o el exceso de esta energía trae desarreglos o consecuencias negativas.

El objetivo es crear y atraer buen Ki (energía) y asegurarse de que no desaparezca, alcanzando la armonía y el equilibrio de tu hogar.

Por consiguiente, la práctica del Feng Shui, consiste en aprovechar esta fuerza vital para sacar el mayor beneficio de sus efectos positivos. Reforzando y canalizando la circulación del Ki (energía) pudiendo influir en el destino.

Todo esto se basa en conocer la energía que nos rodea denominada Seng Ki cuando la energía es positiva o buena y Sha ki cuando la energía es negativa o mala.

¿Qué tipo de vivienda que tengo?

 

Casa con Seng Ki

Por su puesto son casas con energías equilibradas y armónicas, son lugares que te hacen estar y sentirte bien, emanan una sensación de tranquilidad, la gente que reside con una buena energía son saludables, alegres y con más propensión a tener pensamientos positivos.

Casa Sha Ki

Por el contrario son casas con energías desequilibradas o estancadas, son lugares que te hacen no querer estar allí o te atraen a una energía de mal estar, la gente que reside en estas viviendas son personas que son más propensas a estar enfermas, con mal humor, irascibles y enfadadas.

De esta manera para obtener la armonía y el equilibrio de estas energías se trabajan fundamentalmente tres herramientas:

Mapa de Estrellas de la vivienda se obtiene con los datos de la vivienda, año de nacimiento, reformas, orientación magnética, fachada, asiento, etc.

Yin Yang es la descripción de dos fuerzas de la naturaleza esenciales que son opuestas y complementarias, y que se encuentran en todas las cosas.

Los 5 elementos se corresponden a 5 formas de energías diferentes, cada una con sus virtudes y defectos.

Estas 5 formas de energías, según donde residan y convivan pueden atacar, reducir, alimentar y potenciar. Es el Feng shui que estudia todo ello y su interrelación, para aplicar un equilibrio armónico entre los elementos y sacar el máximo potencial a sus beneficios.

Como resultado con el mapa de estrellas, la comprensión del ying y yang y la aplicación correcta de los 5 elementos, se creará un equilibrio armónico de energías donde te sentirás más a gusto y relajado consiguiendo un mayor bienestar en tu vida, por este motivo habrá un cambio energético que te ayudará a tener una mayor claridad mental y más potencial de conciencia.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram