Dos elementos esenciales para el retraso del envejecimiento celular y mejora de nuestro Organismo.

 

Colágeno:

El Colágeno es una proteína esencial que se genera en nuestro organismo y que es responsable de mantener nuestra forma corporal.

Sabías que, a partir de los 30 años la producción de colágeno disminuye de forma natural paulatinamente, solo generaremos la mitad del colágeno que nuestro cuerpo generaba en la etapa adolescente. En el caso de la mujer se ve agravada con la llegada de la menopausia y la perdida de estrógenos.  En el caso del hombre, esta pérdida se muestra de manera más gradual. A partir de los 60 años, nuestras reservas de colágeno son mínimas.

Por esta razón es indiscutible la importancia que desarrolla el colágeno en nuestro organismo para mantenerlo saludable, por consiguiente, es un preventivo ideal para retrasar y minimizar patologías y efectos provocados por el paso del tiempo.

El colágeno nos aporta resistencia, elasticidad y flexibilidad a los órganos y tejidos, desde los huesos hasta la protección de nuestros músculos y órganos vitales.

Magnesio:

El Magnesio es un mineral muy importante para que nuestro organismo integre los aminoácidos que contienen las proteínas. Por consiguiente, es bueno tomar magnesio porque nos beneficia en la producción de energía; regula la actividad nerviosa; activa el funcionamiento correcto de los órganos y el sistema muscular.

Beneficios del Colágeno + Magnesio:

 

  • Ayuda a la formación de colágeno en el cartílago, huesos, tendones, ligamentos y piel.
  • Es un relajante muscular natural que nos permite descansar correctamente y además actúa de forma efectiva contra calambres, contracturas, vértigos y mareos.
  • Es un complemento ideal para deportistas al facilitar que se fije el calcio a nuestros huesos.
  • Mejora la piel, disminuye arrugas, da firmeza y elasticidad, reduce la celulitis y las estrías.
  • fortaleciendo cabellos, uñas, dientes y encías.
  • Piel: arrugas, pérdida de humedad, firmeza y elasticidad, flacidez en la piel; tiempo de regeneración de las heridas.
  • Es un regulador de los niveles de azúcar en sangre y también de la temperatura corporal.
  • Favorece la metabolización de otros minerales.
  • Regula el ritmo cardiaco y la presión arterial, lo que le convierte en un gran protector del sistema cardiovascular.
  • Mantiene los niveles normales de colesterol en sangre.
  • Contribuye a reducir el dolor e inflamación del periodo menstrual.
  • Retrasa el envejecimiento prematuro de huesos y articulaciones.
  • Facilita la transmisión de los impulsos nerviosos.
  • Previene migrañas durante el proceso y la presión abdominal.
  • Ayuda a sentirnos más relajados y a descansar correctamente.
  • Acelera el sistema metabólico.
  • Incrementa la energía en el cuerpo y mejora el flujo sanguíneo.
Colágeno 
Colágeno Marino
Snack de Colágeno 

Algunos síntomas de carencia de colágeno:

 

  • Pérdida de cabello.
  • Fragilidad de las uñas.
  • Piel: arrugas, pérdida de humedad, firmeza y elasticidad, flacidez en la piel; tiempo de regeneración de las heridas.
  • Rigidez muscular, calambres.
  • Dolor articular.
  • Dolor y retracción de las encías.
  • Sequedad en los ojos, dolor de cabeza.

Algunos síntomas de carencia de magnesio:

  • Cansancio.
  • Contracciones musculares involuntarias.
  • Entumecimiento y hormigueo.
  • Temblor.
  • Falta de apetito, náuseas, vómitos.
  • Fatiga y debilidad.
  • Insomnio.
  • Irritabilidad.
  • Arritmias.

Indiscutiblemente los beneficios del colágeno y del magnesio son más que evidentes, es vital para la mejora de la piel, huesos, músculos y tendones.

Además, es un regulador tanto de la temperatura corporal como de los niveles de azúcar y colesterol en sangre, ritmo cardiaco y presión arterial.

Y, sobre todo consigue retrasar algunos signos del envejecimiento celular, huesos y articulaciones;  actúa como relajante muscular beneficiando a tu cuerpo.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram